<
Illustration of gums affected by gingivitis and the label 'Stages'
Illustration of gums affected by gingivitis and the label 'Stages'

Etapas

¿Qué es la periodontitis y cómo puede provocar la pérdida de piezas dentales?

La periodontitis es una infección bacteriana de tejidos especializados, ligamentos y huesos que rodean y sostienen los dientes, lo que en conjunto se denomina periodonto.

Es la segunda etapa más grave de problemas de las encías. Una vez que se desarrolla la periodontitis, esta es irreversible y puede provocar la pérdida permanente de piezas dentales. Requiere el manejo médico o dental.

Illustration of gums affected by periodontitis, with dentist tool

¿Qué causa la periodontitis?

La periodontitis puede aparecen cuando la gingivitis no se maneja. Es causada por la acumulación de placa bacteriana por encima y debajo de la línea gingival (el área donde las encías se juntan con los dientes). Esto puede producir un daño irreversible a los huesos y tejidos que sostienen los dientes.

Este daño en el tejido puede provocar que las encías se separen de los dientes, y se produzcan pequeños espacios o “bolsillos” donde puede acumularse más placa y desarrollarse infecciones. A medida que la afección empeora, el hueso comienza a corroerse. Si no se trata, este problemas con el tiempo puede provocar que se aflojen y pierdan piezas dentales o que deban ser extraídas por un dentista.

No ignore las señales de advertencia

La periodontitis es el destino final del curso de la problemas de las encías. A diferencia de la gingivitis, esta problemas no se puede revertir y, a menudo, presenta consecuencias graves y de larga duración en cuanto al aspecto y a la sensibilidad de los dientes y las encías. Por este motivo, es sumamente importante no dejar que las cosas lleguen tan lejos.  

El escupir sangre al cepillarse los dientes o pasarse hilo dental, el mal aliento, y el enrojecimiento y la hinchazón de las encías son señales de advertencia de problemas de las encías. No las ignore. Si presenta alguno de estos síntomas, debe hablar con su dentista o higienista de inmediato. Ellos pueden recomendarle el mejor tratamiento antes de que el problema se vuelva demasiado grave.  

Además, usted puede reducir el riesgo de presentar problemas de las encías manteniendo un buen régimen de cuidado bucal. Esto incluye lo siguiente: cepillarse los dientes dos veces por día con una crema dental con flúor para uso diario como parodontax, pasarse hilo dental o usar un cepillo interdental todos los días, y hacerse controles dentales periódicos.