¿Desea mantener sus encías sanas?

Las encías sanas no sangran. Por lo tanto, si ve sangre al cepillarse los dientes o pasarse hilo dental, puede ser una señal de problemas de encías. Si el problema no se maneja, podría empeorar y provocar enrojecimiento o inflamación de encías, encías retraídas y mal aliento (halitosis). Para proteger sus encías cuídelas con una buena rutina de salud bucal.

Obtenga más información sobre el cuidado de las encías.